Inicio

Where I create, there I am True

Rainer Maria Rilke

¿Qué hay detrás de cada acto creador? Siempre he sentido que cada poema y expresión sincera del alma, contiene una necesidad indómita de liberación, de ser uno/a con la vida, entendida como este suceso que nos atraviesa a todos/as de la misma forma y con cuya oportunidad sentimos que debemos hacer algo.

Quizá la página en blanco signifique una ventana de infinitas posibilidades y ahí es donde resida la verdadera magia: El deseo de manifestación que la página despierta en quien escribe, le permite ver donde no hay nada. Se expone en el libro «Los 78 Arcanos del Tarot»:

«Ni Dante, ni Shakespeare, ni Goethe hacían evocaciones, y los tres, no obstante, entendían de lo oculto; se contentaron sabiamente con crear imágenes eternas, y en esto fueron magos incomparables. Crear en lo abstracto, en el alma humana, reflejos vivificantes del misterio: tal es la gran obra».

Coincido en que hay algo mágico en el misterio de las imágenes, en la manera en las que éstas suceden en la página en blanco, y por ello pienso que además del deseo de manifestación, que es esencial en nuestra vida, existe una especie de intuición que se expresa a través de una profunda conexión introspectiva. A veces la encontramos en la luna cuando con su brillo cubre el manto de una noche estrellada, enseñándonos caminos aún no soñados. Otras aparece en los mismos sueños, a través de miradas o gestos. También parece estar en el correr de los días, en los impulsos que seguimos distraídos/as, que suponen a la larga y sin entender por qué, un cambio sustancial en nuestro destino.

I am in the mood to dissolve in the sky

Virginia Wolf

Pero en el acto creador también existe una especie de pulsión que trasciende al propio yo, a la subjetividad individual, a ese deseo indómito de manifestación. Se trata de una necesidad, como anticipaba al inicio, de ser o sentirse uno/a con la misma vida, de volver al centro, a la esencia. La página en blanco, se torna así, un espacio de disolución de toda preconcepción individual, de la persona, que nos permite explorar otras formas, quizá para traerlas al plano físico y generar nuevas realidades. Se me ocurre entonces que quizá, a través de nuestra búsqueda y manifestación creadora, como dijo Carl Sagan, seamos el universo contemplándose a sí mismo.